TABLA DE CONTENIDOS
  • ¿En qué consiste macerar plantas medicinales?
  • ¿Cuáles son los beneficios de macerar plantas medicinales?
  • ¿Cuáles son los riesgos de macerar plantas medicinales?
  • ¿Qué tipos de maceración existen?
  • ¿Cuál es el mejor aceite para macerar plantas medicinales?
  • ¿Cómo se pueden macerar plantas medicinales en aceite?
  • Consejos para obtener el mejor aceite de nuestras plantas medicinales

¿En qué consiste macerar plantas medicinales?

Macerar plantas medicinales es un procedimiento sencillo a través del cual se obtiene la esencia de una planta para poder utilizar sus propiedades medicinales. El aceite de oliva, el de girasol o el de rosa mosqueta son aceites que se han obtenido a través del procedimiento de prensado, es decir la presión del fruto en frío. Este proceso no es válido, con el romero, lavanda u otras plantas medicinales, las cuales sí se pueden macerar para obtener su esencia de manera sencilla, y aquí encontrarás cómo.

Las plantas no contienen suficiente cantidad de aceite para que pueda ser obtenido por prensado y es entonces cuando el procedimiento de maceración entra en juego.

La esencia se obtiene a partir de la base liquida. Esto quiere decir que se emplea una base liquida y disolvente del extracto de las plantas en estado sólido. Los líquidos que se utilizan como base pueden ser aceite, agua y alcohol.

¿Cuáles son los beneficios de macerar plantas medicinales?

Uno de los mayores beneficios de la maceración es, además de obtener las propiedades de las plantas, poder utilizarlas en una preparación fácil de almacenar y administrar. Si tenemos un huerto, jardín o simplemente podemos recolectar determinadas plantas medicinales que nos benefician con sus propiedades, la maceración nos permitirá obtener la esencia de estas plantas para guardar y utilizar posteriormente.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE MACERAR PLANTAS MEDICINALES?

  • Para evitar riesgos en la maceración de plantas medicinales es imprescindible que las hierbas y flores están bien secas para eliminar el riesgo de infección que puede ser causada por hierbas húmedas.
  • Utilizar líquidos base de buena calidad.
  • Seguir el proceso de manera limpia y ordenada.

¿Qué tipos de maceración existen?

Se puede macerar en frío o caliente. El procedimiento en frío conserva todas las propiedades de las plantas, en el proceso que utiliza calor se destruye o se quema una pequeña porción del producto.

¿Cuál es el mejor aceite para macerar plantas medicinales?

El mejor aceite para macear plantas medicinales depende la planta y de la aplicación que se le vaya a dar al aceite obtenido. Si la intención es utilizar el aceite para el cuidado facial las mejores opciones a considerar serán, el aceite de oliva, el de almendras o el de jojoba. En caso que necesitemos una solución más espesa podemos utilizar aceite de coco.

¿Cómo se pueden macerar plantas medicinales en aceite?

Lo primero que necesitamos es elegir un aceite de calidad como base empleándose medio litro de aceite por unos 30 gramos de planta.

Después, debemos asegurarnos que el componente vegetal este totalmente seco.

A continuación, se corta la planta medicinal lo más fina posible para que sus compuestos solubles se infundan en el aceite.

Hecho esto, se introducen las plantas cortadas en un frasco hermético limpio y se llena del aceite elegido hasta cubrir la parte superior.

Comienza entonces el proceso de maceración propiamente dicho. Para hacerlo de manera natural, se puede colocar el frasco de aceite en un lugar cálido y soleado durante unas 3 semanas, de manera que la acción del sol caliente el aceite y extraiga la esencia de la planta. Es conveniente reemplazar las hierbas cada semana.

Como alternativa, en vez de colocar nuestro recipiente con aceite y planta cortada al sol, se puede también hacer al baño maría controlando el calor para no quemar la planta. Este proceso es más rápido y nos permite disponer del aceite manera más inmediata.

Por último, con cualquiera de los dos procedimientos planteados se deberá filtrar nuestro aceite y verterlo en un recipiente esterilizado que facilite la utilización.

Consejos para obtener el mejor aceite de nuestras plantas medicinales

  1. Es muy importante escoger un buen aceite de calidad y para evitar que se pongan rancios se puede incluir un 1% de vitamina e para que actúe como antioxidante. Es fácil detectar cuando el aceite se ha deteriorado por el olor y el color.
  2. El periodo de utilización del aceite obtenido oscila entre 8 a 12 meses.
  3. Es conveniente etiquetar nuestros frascos del aceite macerado con la fecha y el producto.
  4. Se debe agitar el frasco suavemente de manera regular, para crear una mezcla con mejores propiedades.

 

Proceso macerar plantas medicinales
Proceso macerar plantas medicinales
Proceso macerar plantas medicinales