El té verde es uno de los tés más consumidos en el mundo. El extracto de té verde es una gran fuente de antioxidantes tal como lo es el té verde, la forma concentrada normalmente indicará tanto la concentración como la equivalencia en la posología. Se les atribuyen una serie de beneficios para la salud, desde la promoción de la salud del corazón, el hígado y el cerebro hasta la mejora de la piel.

De igual manera, son muchas las investigaciones que se han centrado en la capacidad del extracto de té verde para favorecer la pérdida de peso. Muestra de ello es la inclusión de este elemento en muchos de los productos indicados para adelgazar.

 

Beneficios del extracto del té verde

 

1.Excelente antioxidante

La importancia del extracto de té verde en relación con la salud es así por la cantidad de antioxidantes que posee.

Como ya hemos indicado en otras ocasiones, los antioxidantes contribuyen a la reducción del daño celular provocado por los radicales libres.

La principal fuente de antioxidantes del extracto de té verde se encuentra en los polifenoles llamados catequinas, entre los que destacan el galato de epigalocatequina que es el más investigado y por ser el que se cree más contribuye a nuestra salud.

Como muestra científica recogemos el aumento de la capacidad antioxidativa medida en sangre de 35 personas obesas tras tomar 870 mg de extracto de té verde.

 

2. Promueve la salud cardiovascular

El estrés oxidativo puede provocar hipertensión arterial debido a la acumulación de grasa en sangre. Acabamos de señalar en el punto anterior la capacidad antioxidante del extracto de té verde, la consecuencia de su consumo justificada tras diferentes investigaciones nos lleva a encontrar una correlación entre la disminución de la presión arterial, de la grasa en sangre y de la hipertensión.

 

Dado que la presión arterial alta y los altos niveles de grasa en la sangre son factores de riesgo de enfermedades cardíacas, su regulación puede promover la salud del corazón.

 

3. Beneficioso para el cerebro

Los antioxidantes del extracto de té verde no solo contribuyen a la salud de nuestro corazón, también lo hacen con nuestro cerebro.

Esta protección puede contribuir a reducir o retrasar, los daños cerebrales que podrían conducir al deterioro mental y a enfermedades cerebrales. Se ha demostrado que el extracto de té verde mejorar la conexión entre las diferentes partes del cerebro.

De igual forma, el extracto de té verde nos protege frente a la acción de metales pesados como el hierro y el cobre, que nos pueden perjudicar a nivel cerebral.

 

4. Facilita la pérdida de peso

El extracto de té verde es rico en catequinas además de contener cafeína. Un estudio elaborado por la Universidad de Maryland recomienda beber de 2 a 3 tazas de té verde en un día facilita la pérdida de peso. La cantidad exacta depende del metabolismo natural de la persona.

 

5. Actúa como protector hepático

Las catequinas contenidas en el extracto de té verde pueden contribuir a reducir la inflamación causada por algunas enfermedades hepáticas como la enfermedad del hígado graso no alcohólico.

6. Contiene sustancias beneficiosas para nuestra piel

El extracto de té verde mejora la salud de nuestra piel aplicado tanto de manera tópica como ingerido como suplemento. El beneficio se ha encontrado estudiado en personas con afecciones dermatológicas tales como verrugas, la dermatitis o la rosácea.

Incluso, en otro tipo de estudios se ha demostrado que la aplicación del extracto de té verde en la piel disminuye el daño en la piel causado por la exposición solar.

 

7. Estimula el rendimiento y favorece la recuperación

El extracto de té verde contribuye a incrementar nuestro rendimiento durante la práctica de actividad y/o promueve una mejor recuperación. Esto es debido a la acción antioxidante del extracto del té verde que actúan contra el estrés oxidativo y el consecuente daño celular que se produce durante la práctica de ejercicio.

 

8. Previene las caries

Diferentes investigaciones justifican que la catequina presente en el té es capaz de destruir las bacterias y virus causantes de dolencias a nivel bucal y dental, tal como las caries y el dolor de garganta.

9. Actúa contra la depresión.

Se atribuye a la L-teanina, presente en las hojas de té, un efecto tranquilizante que contribuye a mejorar el estado de ánimo y relaja la tensión física y mental. Siguiendo esta misma línea de investigación, se sabe que la L-teanina es capaz de inhibir la actividad de la a-amilasa. Esta actividad ha sido asociada con el estrés.

 

10. Estabiliza los niveles de azúcar en sangre

Se ha demostrado que los flavonoides del té verde, disminuyen la glucosa producida por el hígado. Esto significa que los niveles de glucosa se mantienen dentro de un rango más propicio para la salud.